Leopoldo María Panero y el rock

SALTA EL MUÑECO EN UN RESPLANDOR
Una versión de Jumpin’ Jack Flash de Jagger/Richards

Nací en un huracán de llamas encontradas
y aullé a mi padre bajo la lluvia aplastante
ahora todo marcha bien, en realidad es un gas
ahora todo es perfecto y salto
como el muñeco en un resplandor
(un gas, un gas, un gash, un rash, un galp
un gulp ——un bua, hí)
me crió una bruja bar-
burda y sin dientes que
me hizo aprender a fuerza
de latigazos en la espalda
me ahogaron, me ahorcaron, me
dieron por muerto, a-
terricé y noté que mis pies san-
graban ——miré ceñudo las migas
de la corteza de pan y
FUI CORONADO CON UNA ENORME PÚA.

Nota a la versión.—— Según me comentó Eduardo Hervás, un amigo marica que se fue para siempre, esta canción de los Stones hace referencia a ese género de muñecos con muelle que saltan, de repente, abriendo la caja o… el ataúd.

LPM, Bunbury y Carlos Ann

CANCIÓN PARA UNA DISCOTECA

No tenemos fe
al otro lado de esta vida
sólo espera el rock and roll
lo dice la calavera que hay entre mis manos
baila, baila el rock and roll
para el rock el tiempo y la vida son una miseria
el alcohol y el haschisch no dicen nada de la vida
sexo, drogas y rock and roll
el sol no brilla por el hombre,
lo mismo que el sexo y las drogas;
la muerte es la cuna del rock and roll.
Baila hasta que la muerte te llame
y diga suavemente entra
entra en el reino del rock and roll.

De Contra España y otros poemas no de amor (1990)

Poemas de “Contra España y otros poemas no de amor” (1990) – Leopoldo María Panero

13941025628354

LMP en Mondragón en 1994 por Carlos Miralles.

Parábola de la lectura

Humilla a la voz el cieno
y el oro entre tus manos se transforma
en la nada que es, cuando oro fue
y es excremento que de tus labios cae
parecido a lo que el animal hace con lo que come.

***

El tigre es ahora un palacio
un templo en que el cuerpo repta
sin saber nada del hombre
se desposa con la virgen
húmeda de mi saliva
los dos reptando en el tigre.

***

Como si parecido a un hombre camino entre las calles
buscando un ano en donde huir del hombre
como si parecido al hombre camino ante el filo
atroz de una navaja parecida al hombre
en la noche
que brilla más que el hombre.

***

Soy una vieja en un bar llorando
mientras los hombres juegan al tribunal del silencio.

***

Así el amante ciego ruiseñor de la Luna
canta a los viejos el dolor de otras dunas
en donde el amor se arrastra lejos de desierta cuna
en donde la serpiente abrazó a la Luna.

Lejos de mí el deseo en que mando
lejos la muerte que siempre estuvo hablando
cuando está cerca el ruiseñor callando.

Lejos he visto la muerte, amor nefando
en donde nací como fuera del mar Venus.

Engañando a la muerte en el tapiz desierto
al cadáver de un viejo entre las páginas.

Cuerpo

Busco aún mis ojos en el armario
cercado está mi cuerpo por los cerdos
un látigo en mi boca y
el agua mueve mis pies
mi oído acaricia la lluvia
cercado está mi cuerpo por los ojos.

***

Mi gran amor se llamaba Maíz Blanco
fue torturada y violada en las colinas
cerca del lago en el que beben los elefantes.
De mí apenas quedarán los huesos
sobre mi cráneo un día pasará un pigmeo
silbando, cerca del lago,
cerca del lago en el que beben los elefantes.
Morí por una causa que el elefante no sabe
y que es misterio y olvido para el pájaro
ya que lo que la serpiente es para ti
no lo sabe la selva
y la materia del arroyo está muda
y no sabe ni olvidarme.